Rinoplastia y Otoplastia a la vez ¿se puede hacer?

Si deseas mejorar tu aspecto facial dos intervenciones a considerar son la rinoplastia y la otoplastia, opciones que por sí solas modifican considerablemente la forma del rostro.

Además son operaciones que gozan de gran popularidad, pues ayudan a eliminar ciertos “complejos” de infancia.

En este artículo te dejamos saber algunos detalles que debes tener presente sobre estas cirugías, diferencias, recuperación, resultados y más.

Rinoplastia y otoplastia a la vez, diferencia entre ambos

La rinoplastia y la otoplastia se diferencian entre sí en que la primera cirugía corrige defectos de la nariz y la segunda de las orejas. Además la rinoplastia se realiza mayormente por razones funcionales, mientras que la otoplastia tiene por lo general una finalidad estética.

Otra diferencia a destacar es que con la cirugía de nariz tardas más tiempo en ver los resultados finales (un año). Por su parte, los resultados de la cirugía de orejas puedes apreciarlos a penas te retiran los puntos. Ese será el momento en el que consideres una cirugía de revisión si no estás conforme.

En cuanto a la duración en quirófano, con la rinoplastia estarás un tiempo promedio de una a dos horas. La operación de la otoplastia requiere a penas de 50 minutos y el postoperatorio es casi indoloro. En tanto que con la rinoplastia no solo es más común presentar dolor sino inflación y moretones.

Otoplastia ¿Qué es?

La otoplastia es el procedimiento quirúrgico que se realiza con el objetivo de cambiar la forma, posición o tamaño de las orejas. Lo puedes querer hacer si consideras que tus orejas están muy separadas de tu cabeza o tienen algún defecto de nacimiento.

El procedimiento se aplica por la parte de atrás o en los pliegues internos de las orejas. También suele eliminarse el exceso de cartílago y piel. Además los puntos quedan fijados tanto en la parte interna como en la superior. Algunos se disuelven solos, otros se extirpan en la primera consulta postoperatoria.

Una ventaja de esta intervención es que no tienes que esperar a ser mayor para realizártela. Esto se debe a que las orejas alcanzan su tamaño y forma definitiva a partir de los cinco años de edad.

Sin embargo, como todas las demás la otoplastia es una cirugía que tiene sus riesgos. Pueden quedar asimétricas o puedes tener alergias y reacciones asociadas a la hipersensibilidad.

¿Se pueden hacer ambos a la vez?

No existen inconvenientes en realizar ambas operaciones a la vez, dado que son dos de las cirugías más sencillas que existen. De igual manera se trata de zonas de mucha proximidad y una operación combinada de este tipo no tardará más de tres horas en quirófano.

Otros tipos de operaciones de nariz:

Conclusión

La rinoplastia y la otoplastia son dos de las cirugías más populares debido a que contribuyen con la imagen que exteriorizamos de nosotros mismos. Ambas son bastante simples tanto por el tiempo de ejecución como por ser ambulatorias.

El objetivo en ambas es suavizar rasgos sobresalientes, siendo que en el caso de la rinoplastia puedes también corregir problemas respiratorios.

Si deseas hacer una cirugía combinada esta idea representará para ti no solo un ahorro económico sino un menor tiempo de recuperación. Podrás reintegrarte al trabajo o reiniciar tus actividades diarias en menor tiempo si te aplicas ambas cirugías a la vez que si esperas entre una y otra.

El resultado dentro y fuera del quirófano dependerá de que elijas a un buen profesional con el que puedas llevar una relación de comunicación permanente. Háblale en todo momento a tu doctor sobre tus expectativas y sigue sus recomendaciones al pie de la letra.

Deja un comentario