Rinoplastia o Rinomodelación ¿Cuál me Harán?

Hoy en día, las operaciones de nariz son unas de las más populares. Mientras algunas personas se operan la nariz por razones estéticas, otras lo hacen por necesidad, buscando una operación funcional, que les ayude a respirar mejor. La operación clásica, es denominada rinoplastia, sin embargo, hoy en día hay una alternativa muy popular, conocida como rinomodelación.

Aunque la rinoplastia y la rinomodelación se utilizan para el mismo fin, cada una tiene sus ventajas así como desventajas. Una de las operaciones es menos invasiva, mientras que la otra puede modificar mejor la forma y proporciones de la nariz, así como realizar modificaciones al tabique. En este artículo, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ambas.

Rinoplastia o rinomodelación, ¿Qué diferencia hay?

La principal diferencia entre la rinoplastia y la rinomodelación, se encuentra en que una es una operación quirúrgica, mientras que el otro es un procedimiento médico rutinario. En la rinomodelación, el proceso puede tomar muy poco tiempo y no es necesario acceder quirúrgicamente a la nariz, mientras que en la rinoplastia, este es el fin del procedimiento médico.

La rinomodelación, es una técnica utilizada hoy en día, la cual permite modificar parte de la forma o proporciones de la nariz. Existen dos tipos de rinomodelaciones, la temporal y la permanente. Cada una de estas utiliza un compuesto distinto, variando ciertos detalles de la intervención.

La rinoplastia, es una operación quirúrgica que se realiza por razones estéticas o funcionales. En esta operación, se accede a la nariz desde adentro o realizando un pequeño corte en la piel exterior, logrando así llevar a cabo el proceso. En la rinoplastia, es posible modificar la forma del cartílago, hueso y la piel de la nariz, según sea necesario.

Rinomodelación ¿Qué es?

La rinomodelación, es una alternativa muy común que se suele hacer en reemplazo a la rinoplastia. Esta es una forma de modificar la nariz o ciertas partes de esta, sin necesidad de llegar a la intervención quirúrgica, como es el caso de la rinoplastia.

Hoy en día, la rinomodelación es una alternativa bastante popular a la rinoplastia, ya que en algunos de los casos es igual de efectiva y mucho menos invasiva. En este tipo de operación, se puede variar ligeramente la forma de la nariz, logrando un efecto deseado con un método sencillo.

Aunque el alcance de la modificación que logra la rinomodelación no es tal como el de la rinoplastia, este proceso puede generar ligeras modificaciones para la forma o contorno de la nariz. Existen dos tipos de rinomodelación, la temporal y la permanente.

En la rinomodelación temporal, se realizan infiltraciones con un compuesto denominado ácido hialurónico, que es un compuesto natural encontrado en el organismo. Esta intervención dura entre 8 a 12 meses, generando un buen resultado para modificar la forma de la nariz.

En casos graves o que requieran una rinomodelación permanente, se utiliza un producto conocido como filler metacrill. Este producto infiltrado en la piel, genera un efecto inmediato y permanente, utilizando la misma técnica de infiltración que con la rinomodelación temporal.

Rinoplastia ¿Qué es?

La rinoplastia, es el nombre que se le otorga a la operación clásica de nariz. Esta operación es hoy en día la más popular por razones estéticas así como por problemas respiratorios, como en el caso de tener el tabique desviado.

En el caso de la rinoplastia funcional o para respirar mejor, que se realiza cuando se tiene el tabique desviado, esta operación recibe el nombre de septoplastia. Si la rinoplastia se realiza únicamente por razones estéticas, se le sigue llamando por el mismo nombre. Cuando se combinan ambas operaciones, se le conoce como rinoseptoplastia.

En la rinoplastia así como en sus distintas variaciones, el objetivo de la operación es modificar el cartílago, el hueso o la piel de la nariz. Algunas operaciones buscan modificar dos o inclusive, los tres componentes de la nariz, buscando así obtener los resultados deseados con la operación.

Con la rinoplastia, se logran eliminar bultos en la nariz, problemas estéticos de narices desproporcionadas y otro tipo de problemas similares. Puede que sea necesario realizar una rinoplastia, cuando la nariz sufre algún problema debido a un traumatismo, aunque también se suele operar por problemas congénitos.

Te puede interesar: Rinoplastia o Septoplastia ¿Qué es la diferencia?

Conclusión y punto final

La rinoplastia y la rinomodelación, son dos técnicas muy populares para realizar modificaciones estéticas a la nariz. Mientras la rinomodelación es únicamente por razones estéticas, la rinoplastia puede ser realizada por razones estéticas o funcionales.

Dependiendo de la razón por la cual necesites realizarte una operación de nariz y la gravedad de tu caso, puede que necesites una u otra opción. Lo recomendado, es consultar con tu cirujano plástico u otorrinolaringólogo, para solicitar ambas opciones y consultar cuál es la mejor para tu caso particular.

Deja un comentario