Rinoplastia ¿Cómo se hace?

Una rinoplastia es una cirugía estética que actualmente es muy popular, por el hecho de que permite modificar la forma que tiene una nariz. Con este procedimiento estético puedes cambiar el tamaño, la punta, el dorso de una nariz, modificar  los orificios nasales, entre otros.

También es un procedimiento quirúrgico donde se puede corregir problemas respiratorios que siempre están asociados con el tabique desviado, traumatismos, entre otro.

A continuación te explicamos todo lo que tienes que saber sobre la rinoplastia.

¿Cómo se hace la rinoplastia?

Lo primero que se necesita para hacer una rinoplastia es anestesiar al paciente, ya sea de manera local con sedación o general. Normalmente la anestesia general es lo que más se usa para que el paciente se mantenga dormido durante la operación. En caso de que sea local con sedación, se colocará en esa zona que es sensible a una rinoplastia, para que el paciente no sienta dolor.

Una vez que el paciente este anestesiado, el cirujano puede proceder a realizar la rinoplastia, pero tienes que saber que hay dos maneras de hacerlo. La primera se conoce como rinoplastia abierta y el procedimiento consiste en realizar una incisión en la columela para separar la piel de la nariz. Luego con el cartílago y hueso de la nariz van esculpiendo de acuerdo a la forma deseada.

Si los cambios a realizar son mínimos, se puede extraer cartílago de las orejas o la parte más profunda de la nariz. En caso de cambios mayores, el cirujano puede extraer cartílago de las costillas o huesos en otras partes del cuerpo.

Normalmente una rinoplastia abierta se realiza a los pacientes que presentan casos muy complejos.

La segunda forma de realizar una rinoplastia es por dentro de la nariz.  El procedimiento consiste en hacer incisiones pequeñas dentro de los orificios nasales. Con la ayuda de instrumentos especializados van esculpiendo la nariz, introduciendo o sacando los cartílagos necesarios.

Luego de culminada la rinoplastia, el paciente es llevado a una habitación de recuperación, donde estará monitoreado por un personal médico.

¿Cuáles son los riesgos de una rinoplastia?

La rinoplastia se caracteriza por ser un proceso estético que no presenta complicaciones muy significativas, pero aun así existen riesgos inherentes. Algunos riesgos que puede presentar una rinoplastia son los siguientes:

  • Entumecimiento de la nariz. Esto se debe a que la piel de la nariz tarda tiempo en recuperar nuevamente la sensibilidad, por eso el paciente sentirá entumecimiento. 
  • Sangrado nasal. Esto puede ser producido por alguna condición del paciente como una hipertensión no tratada. Normalmente es un riesgo no común.
  • Puntos rojos en la nariz debido a roturas de vasos sanguíneos producto del procedimiento estético.
  • Inflamación producida por las incisiones y que se encuentran en un proceso de curación.
  • Daño nervioso después de una cirugía de nariz.
  • Una cicatrización no deseada.
  • Modificación o corrección exagera. En estos casos el paciente se tendría que someter a otra rinoplastia.
  • Infección. Este riego es inusual en una rinoplastia, pero en caso de que ocurra el especialista recomendará antibióticos.
  • Efectos secundarios a la anestesia.
  • Problemas para respirar.
  • Perforación que termine afectando el tabique.

¿Cuándo se debe hacer una rinoplastia?

Generalmente, la persona puede someterse a una rinoplastia en el momento que desea cambiar la estética de su nariz.  Está decisión siempre está asociada a cambiar la forma, dirección, tamaño de la nariz, entre otros.

En el caso de que la persona tenga problemas respiratorios nasales, ronquidos, traumatismo pueden realizarse una rinoplastia con fines funcionales. La finalidad es que el procedimiento quirúrgico pueda darle al paciente una mejor calidad de vida.

Al momento de realizar una rinoplastia estética o funcional, es recomendable ir a un cirujano que tenga experiencia para que realice una buena valoración.

¿Quién no se puede hacer una rinoplastia?

La mayoría de los cirujanos plásticos u otorrinolaringólogo prefieren no realizar una rinoplastia a aquellas personas que no tengan el 90 % de su nariz desarrollada.

Una rinoplastia se puede realizar cuando la nariz ha logrado llegar al 90 %  de su crecimiento. En las niñas este crecimiento se obtiene entre los 14 y 15 años de edad. Mientras que los niños pueden ser sometidos a una rinoplastia  entre los 16 y 17 años de edad.

Para las personas que presenta infección de piel en la nariz de manera contaste o sufren de sinusitis no puede someterse a una rinoplastia.

En el caso de que el paciente se encuentra resfriado en el momento de operación,  no podrá someterse a una rinoplastia.

¿Cuál es la probabilidad de morir por una rinoplastia?

La probabilidad de morir en una rinoplastia son muy pocas. A pesar de que la rinoplastia se considera un procedimiento estético muy difícil que necesita de mucha técnica y experiencia,  es muy seguro.

 En caso de que se presente complicaciones, es recomendable que el cirujano que realice la rinoplastia tenga años de experiencia y sea certificado. De esta manera el paciente puede sentirse más confiado y seguro con la operación.

¿Qué pasa si no se opera el tabique desviado?

El tabique desviado se produce cuando la pared que separa las fosas nasales se va moviendo paulatinamente hacia un lado. En caso de que no sea tratado a tiempo puede agravarse, ya que la desviación del tabique puede causar obstrucción en la nariz. También puede afectar la respiración, por el hecho de que se ve reducido el flujo de aire.

En ciertas ocasiones si se tiene el tabique desviado unido con la reducción de flujo de aire, puede generar costras o sangrado. Esto solo se produce es ciertas personas que se ven muy afectadas por el tabique desviado.

Otro aspecto que produce el tabique desviado es la congestión nasal, el cual se produce cuando los tejidos que recubren la nariz se encuentran inflamados.

¿Cómo es la operación de tabique nasal desviado?

Lo primero que se tiene que hacer antes de realizar una cirugía de tabique desviado es anestesiar al paciente de forma general o local. Luego el cirujano empieza el proceso quirúrgico realizando una incisión a un lado de la pared de la nariz.  Seguidamente es levantada la membrana mucosa que se encuentra en el interior de la pared nasal.

En esa etapa del proceso el especialista puede retirar o mover cualquier cartílago o hueso que esté obstruyendo la nariz. El proceso finaliza colocando la membrana celular  en su posición  original por medio de suturas.

Para evitar que se infecte las suturas de la nariz se coloca una gasa o vendado y cada cierto tiempo el doctor estará supervisando el proceso de curación.

¿Cuánto tiempo dura la cirugía de tabique desviado?

Una cirugía de tabique desviado puede durar alrededor de una hora y hora media si no se presentan complicaciones.

¿Cómo corregir el tabique nasal sin cirugía?

En caso de que la persona desee corregir su tabique nasal sin cirugía puede hacerlo. El proceso consiste en introducir sustancias reabsorbibles tales como ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica. Estas son inyectadas en la zona de la nariz que se desee corregir en el tabique nasal.

Como la nariz es una zona sensible, antes de empezar con la corrección de un tabique nasal sin cirugía, se le aplica al paciente anestesia local. Se espera que transcurra el tiempo necesario para iniciar con el proceso.

El procedimiento se considera una intervención ambulatoria, lo que quiere decir que el paciente no durará mucho en el proceso y podrá continuar con su cotidianidad. Por lo general el procedo tiene una duración de 15  a 20 minutos aproximadamente.

La ventaja de corregir el tabique nasal sin cirugía es que no hay necesidad de estar en un quirófano y realizar incisiones que pueden tomar meses en sanar. De igual manera se recomienda realizar el proceso con especialistas que tengan experiencia en la realización del proceso y en el manejo de las sustancias.

Articulos de interes:

Conclusión y punto final

La rinoplastia es un procedimiento estético que se realiza con el fin de cambiar el aspecto físico que tiene una nariz por el más deseado. Antes del proceso postoperatorio se realiza una valoración por parte de un especialista que determinara que es lo más conveniente para una rinoplastia.

Luego se realiza una cantidad de análisis médicos para ver como es el estado del paciente para ser sometido a la rinoplastia. Ya durante el proceso el especialista se centra en realizar las incisiones necesarias para moldear la nariz a través de la modificación de cartílago o hueso.

Si bien la rinoplastia se realiza por motivos estéticos, hay casos donde se lleva a cabo por problemas funcionales. En este caso es recomendable visitar a un especialista cuando presente tabique desviado, traumatismo, entre otros. 

Siempre que una persona quiera someterse a este tipo de intervención estética, se aconseja buscar especialistas que tengan buena praxis médica. También que tenga el conocimiento para realizar las técnicas que contempla una rinoplastia.

El especialista en las consultas antes de la operación,  brinda asesoría sobre qué aspecto físico es más acorde con el rostro del paciente. Además menciona cómo se llevará a cabo el proceso y le informará a la persona sobre los posibles riesgos que puede generar la rinoplastia.  

Deja un comentario