La Rinoplastia abierta o cerrada ¿Cuál es mejor?

Actualmente la cirugía estética ha comenzado a tener mayor peso en la sociedad, en donde el verse bien tiene una gran importancia. En este caso, el rostro es la parte del cuerpo más visible, siendo la nariz aquella que mayor atención recibe, así como la que genera más inseguridad en las personas.

En relación con cuál procedimiento estético que se puede utilizar para mejorar una condición respiratoria, o corregir alguna imperfección de la nariz, sería una rinoplastia abierta o cerrada. Teniendo presente que la primera opción se lleva a cabo con una apertura entre las dos fosas, mientras que para ejecutar la segunda opción, se realizan incisiones en el acceso dentro de las mismas.

¿Qué es la rinoplastia abierta?

 Este es un procedimiento quirúrgico que se ejecuta a través de una pequeña incisión en la columeta, es decir, entre las dos fosas. Resaltando que esta técnica permite un acceso más fácil a la estructura ósea, así como cartilaginosa subyacente.

Cabe resaltar que una de las principales ventajas que provee esta técnica, es un mayor espacio, permitiendo así una mejor precisión en la modificación de la estructura de la nariz. Además, la rinoplastia abierta suele ser utilizada generalmente cuando la estructura de la nariz original ya ha sido perturbada.

Es una técnica que permite una mejor facilidad de movimiento, así como mayor visibilidad al cirujano, motivo por el cual, suele ser ejecutada en procedimientos más complejos, en donde se deben realizar modificaciones sustanciales.

¿Qué es la rinoplastia cerrada?

Es una técnica conocida como rinoplastia endonasal, la misma se ejecuta realizando las incisiones requeridas, pero cien por ciento ocultas dentro de las fosas nasales. Anteriormente este procedimiento se llevaba a cabo con anestesia general, sin embargo, y gracias al método conocido como Rinofast, actualmente se practica con sedación y anestesia local.

Se debe mencionar que este procedimiento, se encuentra dirigido para aquellos pacientes que deseen practicarse una reducción o estrechamiento de la nariz, pero, que al mismo tiempo no requiere de una modificación sustancial. Es decir, se ejecuta en procedimientos sencillos, en donde el cirujano deberá trabajar bajo limitaciones de movimiento.

La rinoplastia cerrada no solo es una técnica cuyo proceso quirúrgico es menos invasivo, respetando las estructuras anatómicas fundamentales, como son los nervios y cartílagos nasales. Si no que también es asociada a una menor inflamación postoperatoria, motivo por el cual, contribuye con una recuperación más rápida.

Principales diferencias entre rinoplastia abierta y cerrada

Lo primero que se debe tener presente, es que la rinoplastia abierta y cerrada tiene como objetivo corregir la punta de la nariz, el caballete, y el tabique. Ahora, la diferencia de estas técnicas radica en algunos detalles del procedimiento, ya que en los resultados su diferencia es mínima.

  • La rinoplastia abierta permite una mejor visibilidad del interior de la nariz, mientras que la rinoplastia cerrada se ejecuta con un campo operatorio limitado, motivo por el cual, las estructuras internas de la nariz no son manejadas de manera correcta.
  • Al realizarse una rinoplastia abierta, la punta de la nariz quedará mucho mejor, ya que con la técnica cerrada, el resultado no será igual, incluso se podría apreciar de manera ligera una punta de nariz torcida.
  • La rinoplastia cerrada se encuentra indicada para aquellos pacientes que deseen practicarse una reducción o estrechamiento de la nariz. Mientras que la rinoplastia abierta, se encuentra indicada para aquellas personas en las cuales se debe realizar una corrección grande de deformidad, o una modificación sustancial.
  • La intervención realizada con la técnica abierta suele ser más larga que con la cerrada.
  • La técnica abierta es una intervención más compleja, esto en comparación con la cerrada, permitiendo así obtener mejores resultados, cuando se debe tratar no solo la parte ósea de la nariz.
  • Al realizar el procedimiento con la técnica abierta, se pueden ejecutar las mejoras precisas dentro de la cavidad nasal, obteniendo así un resultado más armónico, en comparaciones con el resto de facciones. Mientras que con la técnica cerrada, no se puede ejecutar todos los cambios que el paciente requiera, ya que el espacio de los orificios nasales no suele ser suficiente.

Conclusión y punto final de la rinoplastia abierta o cerrada

Para finalizar se debe mencionar que la elección de una técnica quirúrgica adecuada, en relación con la rinoplastia abierta o cerrada, dependerá del paciente, así como de la complejidad de la cirugía. Teniendo presente que no todos los problemas podrían resolverse con la misma técnica.

Además, el objetivo de estas dos técnicas es el mismo, corregir u modificar el tabique y caballete. Sin embargo, como se puede apreciar, las diferencias entre ambos procedimientos radican en cómo se realiza, y en el instrumental utilizado.

Ahora, al hablar de cuál es la mejor rinoplastia, si la cerrada o la abierta, se debe mencionar, que esto dependerá del procedimiento a realizar.

Deja un comentario