Rinoplastia ¿cuándo puedo hacer ejercicio después de la operación?

La rinoplastia es de los procesos quirúrgicos más complejos, no solo por todo lo que conlleva la operación, también por la fase posoperatoria que es un tanto dolorosa para el recién operado. Rostro y nariz inflamados, dificultad para respirar, congestión nasal y más son algunas de las consecuencias que hay que padecer al finalizar la rinoplastia. Si bien solo dura unos cuantos meses, puede parecer una eternidad.

Es por ello que si estás a punto de someterte a este tipo de cirugía, estés completamente informado de todo lo que acarrea una cirugía de esta magnitud. Por ejemplo, si eres una persona que tiene una rutina diaria de ejercicios y de sesiones en el gym, debes saber que después de la rinoplastia tendrás que esperar hasta más de un mes para hacer fuerza. Aquí te cuento un poco más sobre ello.

Rinoplastia ¿cuándo puedo hacer ejercicio?

Por lo general, los doctores recomiendan que se espere hasta unas 4 semanas para permitir que toda el área operada repose y cicatrice. Sin embargo, los ejercicios que se pueden hacer una vez pase el mes deben ser de bajo impacto y sin exponerse al sol, ya que en este tiempo aún se considera que la operación ha sido reciente. Además, el proceso de cicatrización de la rinoplastia toma mucho más tiempo.

Al pasar ese mes puedes realizar deportes que sean leves o suaves para ti, incluso, si eres de hacer ejercicio todos los días y no quieres descuidar tu rutina, puedes hacer antes de estas 4 semanas, pero con enfoque en el área inferior del cuerpo. Para las piernas y glúteos podrías acostarte y realizar puentes.

Sin embargo, lo más recomendable por los especialistas es que no desesperes y tomes tu reposo de manera plena, ya que los huesos de la nariz deben cicatrizar luego de una operación tan compleja y cualquier movimiento brusco (o hasta inofensivo) podría retrasar este proceso.

También es importante que no hagas movimientos con la cabeza, ni un estiramiento con esta. Toda la fuerza que hagas con tu cuerpo podrás sentirla en tu nariz, y con bastante intensidad y dolor.

¿Qué pasa si hago esfuerzo en los primeros días después de una rinoplastia?

Si bien hay algunas personas que prefieren iniciar sus ejercicios y seguir con su rutina diaria una vez se sienten mejor (así hayan pasado pocos días luego de la operación), lo cierto es que exponerse a los ejercicios de fuerza muscular puede traer graves consecuencias que solo van a entorpecer el reposo.

Si optas por realizar ejercicios en los primeros días después de una rinoplastia, podría ocurrir una rotura o desprendimiento de las suturas, sangrado excesivo, más inflamación y dolor, hasta una infección.

Como ves, las consecuencias son bastantes graves y el nivel de afección para tu proceso de recuperación es bastante alto. En este sentido, lo más recomendable es que te tomes con calma todo el proceso posoperatorio para que tu nariz cicatrice rápido y puedas volver a tu rutina.

¿Cuándo puedo salir después de una rinoplastia?

Durante el reposo de una rinoplastia, hay que evitar en la menor medida salir o exponerse al sol. Tomando en cuenta la intensidad de estos rayos sobre la piel no herida, solo piensa en lo que podría causar en una nariz recién operada y que está pasando por una cicatrización. Aquí la piel podría sufrir de quemaduras muy graves que van a entorpecer todo el proceso y además, el dolor para ti sería insoportable.

Los especialistas recomiendan un tiempo no menor a los 3 meses. A partir del cuarto mes, puedes salir a la calle pero sin descuidar: usa una gorra o sombrero para evitar que los rayos solares impacten directo a tu nariz y sal en las horas donde el sol es menos intenso (en la mañana o a horas del atardecer).

En todo caso, siempre debes acudir a tu consulta de revisión con tu cirujano, pues este te dirá el tiempo específico en que debes resguardarte y cuándo podrás salir, dependiendo de cómo luzca tu nariz y qué tanto se haya cicatrizado.

¿Por qué no puedo hacer ejercicio después de una rinoplastia?

Como te he comentado, la realización de ejercicios puede afectar gravemente todo el proceso de recuperación, además que el dolor que sentirás será mucho peor. El esfuerzo muscular que realices va a repercutir directamente sobre tu rostro y lo sentirás con intensidad en la nariz, sobre todo si está tan sensible.

Una de las cosas más graves que podría ocurrir sería el desprendimiento o rotura de las suturas, ya que esto provocaría un sangrado excesivo. En este caso, se debe acudir a la clínica donde te has realizado la rinoplastia y entrar en emergencias para reponer las suturas. Luego de esto, estaría iniciando un nuevo proceso de reposo, por lo que la cicatrización tardaría mucho más.

Conclusión

La fase posoperatoria de la rinoplastia requiere de mucha paciencia y tranquilidad. El paciente no tiene que exponerse a ningún tipo de esfuerzo físico, sino mantenerse tranquilo en casa para evitar sufrir graves consecuencias por hacer ejercicios. Ahora que lo sabes, puedes ser consciente de tu decisión para someterte a una rinoplastia.

En lugar de ejercicios con peso u otros que sean muy forzosos, puedes optar por caminar por la casa (caminar, no correr), ya que esto va a favorecer a la circulación y al proceso de cicatrización.

Deja un comentario